Siempre nos decantamos por un vino de una denominación u otra pero a veces nos paramos a pensar y vemos que coincidimos casi siempre por una de las dos denominaciones mas conocidas. A continuación te exponemos cuales son las diferencias primordiales de estos dos gigantes de la enología de España.

Nacimiento y denominación de origen

La Rioja se convirtió en la primera región vinícola española en conseguir la Denominación de Origen en 1925 y a partir del año 1991 le concedieron la Denominación de origen Calificada (D.O.C), que le atribuye un mayor rango de calidad.

La creación de la Denominación de Origen de Ribera del Duero, por su parte, no surgió hasta el año 1982 (hasta entonces llamada Ribera del Burgos). Esta zona vitivinícola no posee el sello de Denominación de Origen Calificada, aunque muchos expertos infieren que en realidad no existe apenas diferencia entre un sello y otro.

Clima y suelos

No todo el mundo lo sabe pero estos son los dos elementos que determinan el sabor y la calidad del vino.

En el caso de la D.O Rioja, deberemos subdividirlo en tres secciones diferentes pues cada una de ellas se caracteriza por suelos diferentes:
La Rioja Alta cuenta con una orografía suave con suelos arcillosos y calcáreos influenciados por un clima continental moderado.
La Rioja Baja es más seco con cierta influencia mediterránea y cuenta con suelos arcillosos ferrosos.
La Rioja Alavesa tiene un clima de inviernos templados con escasez de heladas y un suelo con una orografía abrupta y de suelos calcáreos.
En resumen, sus temperaturas suaves permiten una maduración de la uva más lenta y cuidada.

La D.O. Ribera del Duero, por su parte tiene un clima compuesto por pocas precipitaciones y temperaturas extremas que combinan el frío y el viento helado del invierno con el calor y la sequedad en la estación estival.

A lo largo del año se presentan pocas precipitaciones. Esto hace que la maduración de la uva sea menor creando vinos menos finos que en la D.O. de la Rioja, pero con mucho aroma y potencia.
Los suelos que presenta esta D.O. son muy diversos: en la parte con mayor altitud del valle se presentan caliza y tiza, en la campiña arena y arcilla, en la zona más baja caliza.

Uva

El Consejo Regulador autoriza cuatros variedades de uva tintas (Tempranillo, Garnacha tinta, Mazuelo y Graciano) y tres variedades blancas (Viura, Malvasía y Garnacha blanca), destacando como prioritaria la uva Tempranillo.

En el caso de Ribera del Duero, se autorizan la uva Tempranillo, Cabernet, Sauvignon, Merlot y Malbec, así como en pequeñas cantidades las uvas Garnacha y Albillo. La más importante, al igual que en Rioja es la uva Tempranillo.

Tipos de Vino

La D.O Rioja cuenta con vinos vinos blancos, tintos y rosados y la D.O Ribera del Duero principalmente con vinos tintos y rosados.

Los vinos los clasificaremos según su tiempo de maduración en:

  • jóvenes (no tienen crianza en barrica de madera),
  • crianza (mínimo dos años de maduración, uno de ellos en barrica),
  • reserva (mínimo tres años de maduración, uno en barrica y otro en botella) y
  • gran reserva (mínimo cinco años de maduración, 2 en barrica y 3 en botella).

Sabor

Los vinos Rioja están posicionándose en la actualidad en sabores más afrutados y fáciles de beber.

La Ribera del Duero, presenta vinos intensos, tanto en color como en sabor, priorizando la potencia, que suaviza en su crianza en botella.
Ambos en la actualidad han añadido notas de canela en su aroma debido a su crianza en barricas de roble americano.